Saltar al contenido

8 claves para el cuidado del bulldog francés en verano

 

Llegó el verano! y como es una de las estaciones más hermosas del año y en la que los suertudos se toman vacaciones, ya hicieron todo el trabajo de elegir el destino para que poder disfrutarlo junto  a nuestro bulldogs francés y ya tienen definido el alojamiento y demás cuestiones para tomarse las merecidas vacaciones.

Pero la llegada del verano también trae algunos inconvenientes a los frenchies, las altas temperaturas y humedad en muchos sitios perjudican a nuestros gordit@s.

Sabemos que te preocupas siempre por tu mascota pero la alegría de las vacaciones, las ganas de disfrutar  y de hacer todo, y los problemas e inconvenientes que surgen cuando estamos fuera de casa pueden que no estés tan atento a los peligros que tu mascota puede sufrir.

Estar sometidos al gran calor del verano los pone en peligro de sufrir algunas enfermedades propias de ésta época del año, por lo que necesitan de cuidados especiales y a los que debemos poner especial atención.

Pasos para proteger a tu bulldog francés en verano

Hidratarlo constantemente

La hidratación es siempre importante pero si las temperaturas son muy altas debemos darle agua constantemente y chequear que sea agua fresca y nueva, por ello debemos estar siempre provistos de su botellita o su tachito y cambiarlo regularmente ya que se calienta rápidamente y esto puede ocasionar que se acumulen bacterias con más facilidad.

Si realiza ejercicio, que sea moderado

En las vacaciones queremos hacer de todo las actividades caminatas, salidas ver los paisajes por lo que pasamos muchas horas expuestos al sol. Te recordamos que en el verano no es el mejor momento para nuestr@s gordit@s hagan demasiado ejercicio y menos en horas dónde el sol es más fuerte. Los mejores momentos para que lo haga es por la mañana temprano o bien por la tarde cuando ya bajé el sol y la temperatura.

Si estas en la playa o en la pileta y tu frenchie está mojado y hace mucho calor, probablemente no tendrá la sensación de agotamiento y seguirá corriendo y haciendo de las suyas pero intenta de que no lo haga y que descanse a la sombra.

Evitar el golpe de calor

Para ésta raza es de vital importancia evitar el golpe de calor ya que es una de sus principales amenazas en el verano. Para ello debes hidratarlo de forma constante y de ser posible mojarle  su cuerpito con agua fresca, empezando por su cuello, pecho y patas. Aquí encontrarás qué es el golpe de calor y cómo evitarlo y tratarlo

Siempre protege su piel del sol

Al ser una raza de perro de pelo corto, el sol del verano pega con mucho más fuerza en su cuerpito y es mucho más fácil de que se le produzcan quemaduras o resequedad en la piel. Como ya dijimos evita sacarlo a pasear en las horas de mayor sol. Trata de mantenerlos alejados de los rayos solares y siempre busca una buena sombra.  En el caso de que tome baños en el mar (con salitre) o en la pileta (con cloro) siempre lávalos después de sus baños con agua limpia, para evitar que se les irrite y se les reseque la piel.

Cuídale las almohadillas de sus patitas

En las horas de altas temperaturas de verano las calles, veredas y la arena en la playa se calientan por demás, inclusive si a nosotros nos queman las plantas de los pies a ellos les queman las almohadillas de sus patitas. Como son tan compañeros si nos ven que caminamos o corremos en los suelos que queman ellos irán también. Por eso evita que caminen sobre esas superficies en las horas críticas y  siempre mójales las patas para que se refresquen.

Recorda que es a través de las almohadillas de las patas que ellos transpiran, si haces lo que te dijimos anteriormente, evitaras quemaduras o grietas en las almohadillas y también el ya mencionado y conocido golpe de calor.

Protegerle los oídos en las playas y piscinas

En el verano las bacterias y hongos encuentran su momento propicio para desarrollarse con el calor y los baños de mar, en las piletas o ríos y esto hace que sea más factible que nuestro bulldog francés contraiga una otitis. La presencia del agua en los oídos de nuestros peques puede producir una infección e inflamación de sus oídos.

¿Cómo proteger sus oídos?

  • Podes colocarle unos pequeños taponcitos de algodón en sus oídos y así evitar el ingreso de agua.
  • Recortarle con mucho cuidado los pelitos que tienen alrededor de la oreja y así evitar que los microorganismos se alojen en esa zona.
  • Presta mucha atención al secado de las orejitas, siempre hacelo con cuidado y tratando de no dejar húmeda la zona.
  • Después de los baños y paseos revisal@ para constatar de que no hay inflamación ni nada extraño en las orejas.

Desparasitarlo

Antes de viajar podes visitar al veterinario de cabecera y hacerle un chequeo general y ver que todo esté bien. Y controlar que no tenga garrapatas, pulgas y demás parásitos que en el verano proliferan.

Te recomendamos que si te vas de viaje compres con anterioridad las pipetas que te recomienda su veterinario y así evitar estar buscando algún lugar dónde comprar una. Revísalo todos los días y para evitar que se le prenda alguno de esos parásitos a su cuerpito.

No dejarlo sólo en el automóvil

Y por último recorda siempre de no dejarlo ni cinco minutos sólo dentro del auto, el calentamiento que se produce en el interior, aunque se encuentre a la sombra y con la ventanilla abierta, es demasiado rápido y esto puede elevar la temperatura corporal de nuestro bulldog francés y por tanto un golpe de calor.

Estos consejos son sencillos y la mayoría conocemos, ¿o quizás tenes un cachorro y es tu primer verano junto a ellos?,  pero no está demás volverlos a repasar y refrescarlos para ésta hermosa época del año donde el calor reina y hay que mantener ciertos cuidados con nuestros peques pero que nada eviten de que pasen unas buenas vacaciones. Esperamos que te hayan gustado los consejos y si queres dejar algún comentario o algún consejo para cuidar al bulldog francés en verano lo podes dejar que estaremos encantados de recibirlo.